Vivir en un país a medias

Estatus: república de facto. Entre Europa y Asia, los habitantes de un enclave que no sale en muchos mapas tratan de hacer real, como pueden, la idea paradisíaca que aflora al traducir su nombre: el jardín negr0. Pero ellos no son los únicos que lo reclaman. Aunque en teoría hace un cuarto de siglo que acabó la guerra, las escaramuzas en el frente han crecido por momentos, sin reconocimiento no hay seguridad para invertir y la reconstrucción depende en gran parte de la diáspora. Además, las alianzas de las partes con potencias regionales hacen que los expertos pidan más atención para la zona.

El texto, aquí: http://bit.ly/2ryPy5P.

________

Publicado en la edición web de la revista Proceso. Ciudad de México, México, mayo de 2017.

Anuncios