Aún hay lugar para el lechero

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAl principio cuesta un poco entender que a dos cuadras de la Bolsa Mexicana de Valores el repartidor de leche no se baje de un camión, por ejemplo, de Alpura o Lala, a surtir a una tienda tetra-bricks de los dos grupos que suman el 50% del mercado nacional lechero; que se baje de un triciclo y, frente al portal del que su cliente final ha salido hace unos minutos, el repartidor no pueda, por eso, entregar ni cobrar la leche que trae en botellas de vidrio. Pero aún pasa.

[Texto y fotos. Versión en línea, aquí.]

________

Publicado en la sección Rara Avis de la revista Variopinto, nº 33. México, DF, 1 de marzo de 2015.

Anuncios