Cabo Polonio no era un paraíso

Un lugar donde el reloj no rige. Aun sin agua corriente ni electricidad, Cabo Polonio, en Uruguay, sigue siendo el lugar elegido para vivir por algunos descendientes de náufragos, artistas y artesanos; y para veranear, por aquellos que buscan algo en la nada. O en la casi nada.

Texto completo, aquí.

________

Publicado en el nº 106 de la revista Travesías. Ciudad de México, México, junio de 2012.

Anuncios

2 Comments

  1. Muy bueno Pablo, cuanta historia y muy claro lo que les conto Joselo, Doña Chela, la Mama es de las mas antiguas en el Cabo. Mi abuelo paterno, Don Carlos Calimares fue uno de los Fareros de la epoca que el Faro andaba a cuerda y que el Radio Faro era en Clave Morse, con el tiempo mi Papa tambien fue Farero igual que un Tio mayor, tambien recuerdo a Bonifacio,”El Bonito” que quedo como encargado de “cuidar” El Don Guillermo en Punta Del Diablo, la verdadera, un barco de guerra que encallo, mi Mama tiene fotos de cuando eramos muy poquitos los que viviamos en el cabo, mas adelante vere la forma de conseguirlas y pasarte algunas igual que otros comentarios, ah! y se dice que el que visito Cabo Polonio siempre vuelve. Te mando un abrazo y gracias por dedicarle tu tiempo a este paraiso.

    1. Jorge, magnífico todo lo que me cuentas. Salúdame a Joselo cuando lo veas. Ah, ¿volver? Desde el día en que me fui estoy volviendo. Pero compárteme esas fotos cuando las consigas, te lo agradeceré mucho. Abrazo igualmente, P.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s