La ciudad de Petra a través de sus beduinos

La ciudad perdida fue descubierta para Occidente por el suizo J. L. Buckhardt en 1812. Dos siglos después, su obra más colosal, el famoso Tesoro, sigue siendo el mejor reclamo de Petra, pero también eclipsa teatros, fortalezas, tumbas, canales y un paisaje lunar. A su vez, los beduinos, herederos de la antigua Petra, cuentan lo que no aparece en las guías.

Texto completo, aquí.

________

Publicado en el nº 108 de la revista Travesías. Ciudad de México, México, agosto de 2012.

Anuncios