Copenhague para niños

La más austral de las capitales vikingas, tan fastuosa como íntima, tiene mucho para admirar. Presume numerosos parques temáticos y una amplísima oferta cultural y de ocio familiar, pero esta coqueta ciudad, cuna y musa de arquitectos y urbanistas, da la sensación de ser un parque de atracciones en sí misma. Los majestuosos palacios, ferias centenarias, museos didácticos o playas flotantes en límpidos canales se sitúan a pocos minutos de plácido pedaleo a través de una genial telaraña de ciclopistas donde los habitantes, de niños a ancianos, conviven con exquisito respeto.

Travesías nº 99 – Copenhague para niños.PDF

_________

Publicado en revista Travesías, nº99.  Ciudad de México, julio de 2010.

Anuncios